ACTAS XI CONGRESO CATÓLICOS Y VIDA PUBLICA. LA POLÍTICA AL SERVICIO DEL BIEN COMÚN

ACTAS XI CONGRESO CATÓLICOS Y VIDA PUBLICA. LA POLÍTICA AL SERVICIO DEL BIEN COMÚN. XI CONGRESO CATÓLICOS Y VIDA PUBLICA. MADRID 20,21 Y 22 DE NOVIEMBRE DE 2009 (Libro en papel)

Editorial:
CEU EDICIONES
Año de edición:
Materia
Ciencias políticas
ISBN:
978-84-92989-15-7
Páginas:
662
Encuadernación:
Rústica
-5%
29,00 €
27,55 €
IVA incluido
Disponible en 10 días
Comprar

La razón de ser de la Política está en el bien común. Por eso resulta radicalmente pervertida cuando se pone al servicio de bienes e intereses particulares, personales o partidarios. Frente al desprestigio que, por causa de graves y frecuentes casos de corrupción, padece en estos momentos, el XI Congreso Católicos y Vida Pública afirma la necesidad y la alta excelencia moral de la actividad política, entendida como arte, noble y difícil, al servicio del bien común, esto es, orientada a crear y asegurar el conjunto de condiciones de la vida social que hagan posible a todos el logro más pleno y más fácil de la propia perfección. Exigencias y elementos esenciales del bien común son ante todo el respeto y promoción de los derechos y libertades fundamentales de la persona, sin los que no es posible un verdadero orden democrático. El hecho es, sin embargo, que aun en estados que se dicen democráticos, y de manera muy clara en España, la persona no tiene garantizado el respeto al radical derecho a la propia vida desde el momento mismo de su concepción, y sus libertades, la de conciencia, la religiosa, la ideológica, la educativa? son objeto de preocupantes pretensiones restrictivas cuando no de grave vulneración. Desde poderosas instancias políticas y mediáticas se intenta imponer como ética pública una particular opción que se quiere hacer pasar por común, simplemente por el hecho de que aparece desvinculada de toda referencia religiosa. Constituye hoy una amenaza especialmente grave, frente a la que es necesaria una constante alerta, la difusión de la ideología de género, a la que obedece un conjunto de leyes aprobadas en España absolutamente incompatibles con el respeto a la vida y dignidad de la persona. Una Política al servicio del bien común ha de proteger y favorecer a la familia, constituida sobre el matrimonio, unión de un hombre y una mujer; y ha de asegurar una economía sometida a exigencias éticas, marcada por la solidaridad y la subsidiariedad y abierta a la gratuidad. No basta la denuncia de la corrupción política, ni tendríamos autoridad para hacerla, si no asumimos, cada uno, la responsabilidad que nos incumbe en este terreno. Este Congreso considera imperiosamente necesaria la presencia de los católicos en el ámbito de la actividad política en su más estricto sentido, vivida como una auténtica vocación. En este momento es necesario ofrecer no una simple alternancia política, mera variante de lo mismo, sino una verdadera alternativa cultural, axiológica, moral. Este Congreso proclama asimismo la necesidad de diálogo y colaboración entre cuantos, aun desde diferentes opciones ideológicas o religiosas, están comprometidos en la lucha contra la corrupción política, en la realización del bien común, con cuantos afirman la dignidad de la persona desde su concepción hasta su muerte natural y los derechos fundamentales radicados en esa dignidad. Al servicio del bien común, movida por la fe y sostenida por la gracia, ha querido estar siempre y, al cumplir en este año los cien de su existencia, proclama su deseo de estar asimismo siempre en el futuro, desde su condición de obra apostólica, no política, la Asociación Católica de Propagandistas, promotora de estos Congresos a través de su Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Otros libros del autor