ANZO EXPERIMENTAL

ANZO EXPERIMENTAL (Libro en papel)

Editorial:
UNIVERSITAT DE VALÈNCIA
Año de edición:
Materia
Pintura
ISBN:
978-84-370-9440-3
Páginas:
92
-5%
10,00 €
9,50 €
IVA incluido
En stock
Comprar

Esta obra tiene su origen en la exposición celebrada del 7 de octubre al 3 de diciembre de 2014 en el Centre Cultural La Nau (Valencia).

En esta exposición se presentó un conjunto de obras de Anzo que fueron restauradas por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (IVC+R) perteneciente a Culturarts. Fue resultado de un trabajo de equipo en el que estuvo implicada de forma decisiva la Fundación Anzo.

"Esta exposición conllevó unas particulares características: junto a cada una de las obras restauradas se exhibieron los procesos que han permitido “saltar cualitativamente” de la suciedad y el deterioro de unas piezas artísticas que el paso del tiempo estropeó a una digna presentación de las mismas, que posibilita la apreciación de las calidades de una poética plástica singular. Y aún más: la visualización de tales procesos “interiores”, siempre ocultos tras la exterior película pictórica que los recubre (la que se nos ofrece a la contemplación visual)."

"Anzo encontró un lenguaje plástico en concordancia con la estética emergente en el mundo occidental, y trabajó con ahínco en ello, si bien insuflando ironía (es decir, simulación) crítica y aliento de testimonio pletórico de compromiso social. Pues, en Anzo, la llamada experimentación (trabajo de investigación que se esfuerza por establecer nuevos conocimientos o en obtener resultados nuevos), le llevaría a cambiar la textura de sus obras y a investigar con nuevos materiales y técnicas, a la hora de configurar su figurativismo pop. (En este caso puede hablarse de un equilibrio entre el pensar intuitivo y el discursivo)."

"En esta fase de su investigación Anzo demostró una inusitada capacidad para inventar representaciones mentales de aspecto sensorial; es decir, de generar conceptos pensados por primera vez. Había potenciado las capacidades de su imaginación (entendida aquí como sinónimo de invención o inventiva), como facultad para atisbar imágenes nuevas."

No en vano, Anzo había puesto sobre el tapete “el malestar de la tecnología” con sus propias herramientas y soportes. Sustituyó lienzos, óleos y acrílicos por aluminio anodizado, haces metálicos, madera lacada, espejos, cristales, acero inoxidable tratado al chorro de arena, pintura nitrocelulosa, clichés de aluminio presensibilizado, fotograbados, fotolitos, dibujos sobre aluminio con posteriores veladuras de color, etc. Y todo ello al servicio de unas formas propias de los nuevos soportes: laberintos tecnológicos, tuberías de conducción que se bifurcan por caminos que no llevan a ninguna parte, turbinas, meandros, curvas, esquemas…, así como piezas, circuitos y engranajes de las computadoras…, y rodamientos industriales incrustados, además de otros utensilios y artefactos técnicos de la época, tales como archivadores, máquinas de oficina –de escribir o calcular-, etc.

"Esta etapa anziana (quizás la más “experimental” de su largo periplo creador), trasluce una visión existencialista del hombre urbano ante la cultura maquinista y el mundo tecnológico. “Aislamientos” resueltos técnica y procedimentalmente con los materiales –no convencionales-, “antipictóricos”, propios de la era industrial."

Texto de Juan Ángel Blasco Carrascosa (comisario de la exposición)

José Iranzo Almonacid, Anzo (Utiel, Provincia de Valencia, 1931 - Valencia, marzo de 20061 ) fue un pintor valenciano precursor del Pop art en España. Estudió a la Escuela de Artes y Oficios de Valencia. Continuó sus estudios de arquitectura a la Escuela Superior de Barcelona. Fue miembro del grupo Arte Actual. En 1961 es seleccionado para el concurso de pintura 'Otoño' y 'Senyera' de Valencia. En diciembre de 1963 expuso a la Galería Martínez Medina de Valencia.2 Participa en Valencia en el VI Salón de Marzo, organizado por la asamblea permanente de artistas del mediterráneo.3 En octubre de 1965 realiza una exposición en el Ateneo Mercantil de Valencia, para la cual Vicente Aguilera Cerni realizó la crítica.4 Restauraron parte de sus obras en el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración, IVACOR.5. (Fuente: Wikipedia).