¿ATENCIÓN SANITARIA BASADA EN LA EVIDENCIA CIENTÍFICA?

¿ATENCIÓN SANITARIA BASADA EN LA EVIDENCIA CIENTÍFICA?. LECCIÓN INAUGURAL CURSO ACADÉMICO 2015-2016 (Libro en papel)

Editorial:
UNIVERSIDAD DE HUELVA
Año de edición:
Materia
Medicina
ISBN:
978-84-16061-92-1
Páginas:
82
Encuadernación:
Otros
-5%
6,00 €
5,70 €
IVA incluido
Disponible en 2-3 semanas
Comprar

Probablemente exista un acuerdo casi unánime respecto a la necesidad de fundamentar científicamente las decisiones que se adoptan en los distintos procedimientos aplicados en el marco de la atención sanitaria. Algunas personas lo darán por hecho, otras serán algo más escépticas. Estas decisiones no solo hay que tomarlas sobre cómo afrontar los problemas, sino también, y previamente, sobre cómo entender los problemas, porque la manera de explicar los problemas de salud y sus causas condicionará la respuesta que les demos.

Las distintas explicaciones a esos determinantes y las desigualdades sociales en salud nos proporcionarán una base para dar algunas respuestas a la pregunta del título, pero hay otras intermedias: ¿Son las respuestas que damos a los problemas de salud las más adecuadas? ¿Van a la raíz de los mismos? ¿Mejoran a corto, medio y largo plazo no solo el problema puntual, sino la salud global de una persona, de su familia o del conjunto de la población?

Los factores del entorno social y físico, como la cohesión social, la contaminación, el ruido, los espacios verdes, la facilidad para caminar o ir en bici son determinantes en los estilos de vida que, a su vez, influyen de manera importante en la salud. Modificar esos factores ambientales contribuirá a que la gente pueda elegir un estilo de vida saludable, utilizando además las estrategias educativas pertinentes. Revisaremos los orígenes, logros y retos de lo que supuso un intento formal de aplicación de la evidencia científica a los problemas de salud, lo que se ha llamado atención sanitaria basada en la evidencia, que integra la experiencia profesional, las preferencias de las personas atendidas y la evidencia procedente de la mejor investigación clínica.

Algunos ejemplos como la prevención cardiovascular -casi exclusivamente centrada en fármacos para bajar el colesterol-, el supuesto ahorro económico de la retirada de la atención sanitaria a los inmigrantes o la excesiva dependencia de la industria farmacéutica en la investigación y formación sanitarias nos ayudarán a poner de manifiesto el amplio margen existente para mejorar su fundamentación científica, necesaria para una respuesta sanitaria eficaz frente a los problemas de salud.

Intentando resumir una respuesta a nuestra pregunta inicial, la atención sanitaria basada en la evidencia científica ha tenido ciertos logros a la hora de prolongar la supervivencia y mejorar el pronóstico después de las enfermedades graves. Es hora de que apliquemos el mismo esquema al estudio e intervención sobre los determinantes de la salud. En este sentido, las condiciones sociales y económicas son las que ejercen una mayor influencia sobre la salud de la población. Teniéndolas en cuenta en nuestro análisis de las causas y en las propuestas de intervención podemos dar respuestas más radicales, en el sentido de ir a las raíces, y más adecuadas a los problemas de salud.

Otros libros del autor