EL INVENTARIO DEL ALCÁZAR DE MADRID DE 1666: FELIPE IV Y SU COLECCIÓN ARTÍSTICA

EL INVENTARIO DEL ALCÁZAR DE MADRID DE 1666: FELIPE IV Y SU COLECCIÓN ARTÍSTICA

Editorial:
CONSEJO SUPERIOR DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS
Año de edición:
Materia
Historia del arte
ISBN:
978-84-00-10039-1
Páginas:
672
Encuadernación:
Cartoné
-5%
75,00 €
71,25 €
IVA incluido
Disponible en 1 semana
Comprar

El Inventario del Alcázar de Madrid de 1666 se redactó tras el fallecimiento de Felipe IV el 17 de septiembre de 1665. El documento refleja el afán coleccionista del monarca, quien en sus cuarenta y cuatro años de reinado multiplicó exponencialmente el número de obras artísticas en sus palacios. Basta compararlo con el inventario del Alcázar madrileño de 1636 para advertir la transformación decorativa de la principal residencia de la Monarquía hispánica. Un altísimo porcentaje de las obras que aparecen en el documento se refieren a los grandes maestros italianos y flamencos de los siglos XVI y XVII, sin olvidar la gran importancia que en las decoraciones regias tuvieron tapicerías, esculturas y mobiliario.

En este libro sobre el inventario del Alcázar de Madrid se analizan las transformaciones arquitectónicas que se realizaron en el edificio en época de Felipe IV y el afán coleccionista del Rey Planeta, que cambiaron casi por completo la imagen del antiguo edificio. Asimismo, se analizan las adquisiciones más significativas llevadas a cabo durante su reinado, bien a través de agentes, bien mediante donaciones o compra en almonedas.

Tomando como guía la relación de 1666, se presenta el catálogo de las obras que constituían las decoraciones del edificio y se rastrean, a través de los diversos inventarios regios redactados hasta el siglo XIX, los vaivenes históricos de cada una de ellas. Aunque el inventario del Alcázar de 1666 es un documento crucial para entender el afán coleccionista de Felipe IV y, en suma, el gusto artístico de toda una época, está incompleto. Por esa razón, se incluyen una serie de documentos que lo complementan y muestran con mayor precisión el aspecto del palacio en esa época. Esta parte de la investigación se incluye en un CD para facilitar las búsquedas documentales. Se ofrece así a los investigadores una herramienta esencial para el conocimiento de las colecciones regias y se posibilita la localización e identificación de nuevas obras que hasta el momento no se han relacionado con las colecciones del Rey Planeta.

El CD que acompaña a este libro incluye dos bloques diferenciados. El primero está constituido por los CATÁLOGOS DE OBRAS de aquellas salas que no figuraron en el inventario de 1666, pero cuya decoración ha podido conocerse a través de las relaciones complementarias que se han transcrito. Así, a través de la testamentaría de la reina Isabel de Borbón (†1644) se ha reconstruido el ornato de su oratorio; con el estudio del inventario del Guardajoyas de alrededor de 1653 se han podido reconocer algunas de las obras custodiadas por ese oficio en diversas zonas del Alcázar; o gracias al inventario de 1686, en época ya de Carlos II, se han reconstruido salas tan emblemáticas como la Capilla Real, el oratorio del Cuarto Bajo del Rey, el Cuarto del Príncipe o el Salón de los Espejos. Asimismo se incluye de nuevo el catálogo de la relación realizada a la muerte de Felipe IV en 1666 para facilitar la búsqueda de obras concretas, autores, iconografías, etcétera.

El segundo bloque está formado por el APÉNDICE DOCUMENTAL en el que se transcriben los inventarios más relevantes para el conocimiento de las colecciones atesoradas por Felipe IV en el Alcázar de Madrid. De forma parcial se transcriben la testamentaría de Isabel de Borbón de 1647 y el inventario del Guardajoyas de alrededor de 1653, incidiendo tan sólo en aquellos capítulos que permiten conocer obras que pasaron a la colección del monarca o que ya formaban parte de ella. Asimismo, de forma íntegra figuran diversas relaciones: junto al documento de 1666, también están el Careo de 1666-1686; el inventario de Piezas desmontadas de alrededor de 1686, y la relación elaborada en 1686. Esta última, aunque publicada por Bottineau en 1956-1958, ha sido renumerada nuevamente teniendo en cuenta la totalidad de sus asientos. Por último, junto a estos inventarios de carácter más pictórico, también se ha transcrito la relación de las tapicerías atesoradas a la muerte del monarca y se han identificado aquellas que en la actualidad se conservan. La suma de todo ello ofrece, sin duda, una visión de conjunto muy completa del Alcázar de Madrid y de sus decoraciones a la muerte del monarca.

El CD proporciona, por tanto, un contenido indispensable para la comprensión íntegra del legado del Rey Planeta. A través de este soporte informático se suministra una herramienta de búsqueda eficiente y rápida a la hora de utilizar la cuantiosísima información que se proporciona, facilitando la consulta al investigador y permitiendo así que se pueda seguir avanzando en el descubrimiento e identificación de las obras que conformaron las colecciones artísticas de Felipe IV.

SUMARIO
Dedicatoria.
- Agradecimientos.
- Prólogo.
- Introducción.
- El Alcázar en la época de Felipe IV: un recorrido ceremonial y decorativo.
- El coleccionismo de Felipe IV.
- El inventario de 1666.
-Catálogo del inventario de 1666.
- Catálogo de otros años.
- Apéndice documental.