LA CATEDRAL ILUSTRADA

LA CATEDRAL ILUSTRADA. IGLESIA, SOCIEDAD Y CULTURA EN LA VALENCIA DEL SIGLO XVIII (Libro en papel)

Editorial:
INSTITUCIÓ ALFONS EL MAGNÀNIM
Año de edición:
Materia
Religión
ISBN:
978-84-7822-703-7
Páginas:
432
Encuadernación:
Cartoné
-5%
17,00 €
16,15 €
IVA incluido
En stock
Comprar

Actualmente nadie puede ignorar la importancia de las catedrales durante la edad Moderna, tanto en la vida de la propia Iglesia como en el entorno social, económico y político de la época, pues desbordaron con su proyección en el ámbito estrictamente eclesiástico. El papel de las mismas, determinante a lo largo de las centurias anteriores, resultó especialmente significativo en el Siglo de las Luces, como uno de los principales centros de poder y atracción religioso y espiritual, además de destacado lugar de desarrollo intelectual e intercambios culturales.

Ocurriría así en el caso valenciano, donde el movimiento ilustrado difícilmente pueda explicarse en atenderse a la seo. Sobre todo por la vinculación atal fenómeno de buena parte de sus dignidades, canónigos y demás prebendados, algunos de los cuales desempañaron un relevante protagonismo en la España de los Borbones, bien por las responsabilidades religiosas y políticas ejercidas o la labor reformista desarrollada.

Ahí están los nombres quizá más conocidos de Francisco Pérez Bayer, Felipe Bertrán, Asensio Sales, José Climent, José Tormo, Juan Antonio Mayans o Vicente Blasco.

A través de la figuras enumeradas, y otras muchas, se haría partícipe la catedral de Valencia de la Ilustración -en la enseñanza, la liturgia y la predicación, el arte y la música- contribuyendo a difundirla entre la sociedad con modos, actitudes y formas renovados capaces de insuflar nuevos aires a la Iglesia. Como parte integrante de ésta, no logró la seo zafarse del regalismo borbónico, fundamentalmente a partir del Concordato de 1753, Tampoco pudo sustraerse a la sombra del báculo episcopal, coincidiendo con los pontificados de Andrés Mayoral o Francisco Fabián y Fuero, arzobispos de fuerte personalidad y firmes convicciones. Corona y Mitra no fueron las únicas instituciones a las que estuvo vinculada la catedral. Estrechas relaciones mantuvo también con la Universidad y el Municipio, cofradías, gremios, etcétera.

Otros libros del autor