LIBER DE CONCORDANTIA LEGIS DEI, DE JUAN DE VALLADOLID
ebook

LIBER DE CONCORDANTIA LEGIS DEI, DE JUAN DE VALLADOLID (ebook)

Editorial:
CONSEJO SUPERIOR DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS
Materia
Religión
ISBN:
978-84-00-10503-7
Páginas:
621
Formato:
HTML5 – Streaming
Derechos eBook:
Acceso perpetuo desde cualquier dispositivo
DRM
Si
-5%
8,99 €
8,54 €
IVA incluido
Comprar

El "Liber de concordantia legis Dei", de Juan de Valladolid, conocido hasta ahora con el título "Concordia legum", como lo cita el "Fortalitium fidei", de Alfonso de Espina, se inscribe comúnmente dentro de la literatura de polémica judeo-cristiana, protagonizada en buena parte por judíos conversos; pero no es propiamente una obra de polémica: quiere ser solo una obra doctrinal instructiva. Juan no busca disputas, trata de mostrar a sus correligionarios judíos el camino de la conversión a la fe cristiana a través de su reflexión personal, de su solución a los puntos de fricción que impiden a los judíos aceptar a Cristo Mesías, el gran problema que les mantiene en una ley mosaica caduca. Juan muestra que la ley mosaica halla su perfección en la ley de Cristo. Solo ocasionalmente se apoya en argumentos de razón, en cuanto le sirven al argumento de fe. La ley, la fe, presidida por la autoridad del conocimiento profético, está por encima del conocimiento racional filosófico. Juan da cabida a argumentos filosóficos a través de su representante máximo, Aristóteles, pero siempre a un nivel secundario. Su apoyo primario es la Biblia, sobre todo el Antiguo Testamento, fuente de fe común para cristianos y judíos, donde Juan se halla cómodo. En la teología cristiana, no se siente con conocimientos de maestro; pero él no se dirige a los cristianos, que tienen buenos doctores y libros sobre su fe. La ley de Mahoma, contenida en el Corán, le parece una mezcla mal hecha de directrices judías y cristianas, un conjunto poco serio; no haría falta entrar en reflexiones, pero lo hace para mostrar su incoherencia. A los herejes les pide fidelidad con la autoridad. Los que no creen quedan fuera de su propósito, pero les llama a incorporarse a la única ley, a la ley de Dios.