REGLAMENTO DE ESCLAVOS DE CUBA
ebook

REGLAMENTO DE ESCLAVOS DE CUBA (ebook)

Editorial:
LINKGUA EDICIONES
Materia
Textos clásicos
ISBN:
978-84-9897-382-2
Páginas:
22
Formato:
HTML5 - Streaming
Derechos eBook:
Acceso perpetuo
DRM
Si
-5%
6,00 €
5,70 €
IVA incluido
Comprar

El Reglamento de esclavos de Cuba apareció en un Bando de Gobernación y Policía de la isla de Cuba. Expedido por Gerónimo Valdés, presidente, gobernador y capitán general. Fue publicado por la Imprenta del Gobierno y Capitanía General por S. M., La Habana, 14 de noviembre de 1842, págs. 59-68. Fragmento de la obra El reglamento de esclavos de Cuba La Habana, 1842 Artículo 1.° Todo dueño de esclavos deberá instruirlos en los principios de la Religión Católica Apostólica Romana, para que puedan ser bautizados, si ya no lo estuvieren; y en caso de necesidad les auxiliará con el agua de socorro, por ser constante que cualquiera puede hacerlo en tales circunstancias. Artículo 2.° La instrucción a que se refiere el artículo anterior deberá darse por las noches, después de concluido el trabajo, y acto continuo se les hará rezar el rosario o algunas otras oraciones devotas. Artículo 3.° En los domingos y fiestas de ambos preceptos, después de llenar las prácticas religiosas, podrán los dueños o encargados de las fincas emplear la dotación de ellas, por espacio de dos horas, en asear las casas y oficinas, pero no más tiempo, ni ocuparlos en las labores de la hacienda, a menos que sea en las épocas de recolección, o en otras atenciones que no admitan espera; pues en estos casos trabajarán como en los días de labor. Artículo 4.° Cuidarán bajo su responsabilidad que a los esclavos ya bautizados, que tengan las edades necesarias para ello, se les administren los santos sacramentos, cuando lo tienen dispuesto la Santa Madre Iglesia, o sea necesario. Artículo 5.° Pondrán el mayor esmero y diligencia posible en hacerles comprender la obediencia que deben a las autoridades constituidas, la obligación de reverenciar a los sacerdotes, de respetar a las personas blancas, de comportarse bien con las gentes de color, y de vivir en buena armonía con sus compañeros.

Otros libros del autor