ARTETERAPIA PARA ENFERMOS CON ALZHEIMER

ARTETERAPIA PARA ENFERMOS CON ALZHEIMER (Libro en papel)

Editorial:
UNIVERSIDAD DE HUELVA
Año de edición:
Materia
Enfermería
ISBN:
978-84-17066-97-0
Páginas:
288
Encuadernación:
Rústica con solapa
-5%
22,00 €
20,90 €
IVA incluido
En stock
Comprar

Los programas que utilizan arteterapia para combatir los trastornos neurocognitivos (TNC) mayores prevalentes en la vejez, particularmente la enfermedad de Alzhéimer (EA), constituyen una realidad emergente en el mundo, pero no una realidad frágil. Rigurosamente evaluados muchos de ellos, han permitido acumular evidencia sobre la eficacia, efectividad y eficiencia de las terapias artísticas aplicadas a este contexto. Y sostienen en sus manos nuevas armas para enfrentar esa implacable enfermedad. El proyecto del que aquí se informa ha sido realizado durante 16 meses en el Centro de Mayores San Joaquín y Santa Ana, en San Juan del Puerto (Huelva). Este proyecto se propuso evaluar el efecto (en términos de eficacia y efectividad) de la intervención arteterapéutica en personas mayores afectadas por enfermedad de alzhéimer, otras demencias seniles o trastornos neurocognitivos de iniciación tardía y/o por depresión. Se ha medido y valorado la utilidad de la arteterapia (en adelante, AT) en la mejora de la situación psicosocial de personas mayores afectadas por la enfermedad de alzhéimer (EA) o por trastorno neurocognitivo mayor (TNM) y personas mayores con depresión, valorando si su aplicación disminuye los parámetros indicativos de estas enfermedades y beneficia la autopercepción de calidad de vida. Se analiza asimismo la repercusión de la AT en variables como autoestima, estado emocional habitual, relaciones interpersonales, nivel de ansiedad y actividades implicadas en la autonomía personal.

Es un estudio experimental de intervención con asignación aleatoria al grupo de intervención de AT o al control. Puede considerarse ensayo clínico sin medicamentos, por lo que se aplican las normas éticas de los mismos. Ha sido incluida una muestra de 32 sujetos, 14 de ellos diagnosticados de EA en fase avanzada o (cuando el tipo de síndrome demencial no pudo ser especificado) TNM con máximo nivel de gravedad (totalmente dependiente), y otros 18 diagnosticados de EA en fase moderada o TNM con nivel de gravedad moderado. En prácticamente todos los casos existe depresión asociada. Siete personas enfermas de alzhéimer o con TNM en fase avanzada y nueve con demencia en fase moderada constituirán el grupo experimental y las restantes serán control. Para el establecimiento del nivel de gravedad se utiliza el instrumento MMSE, adaptación española de Lobo et al. (1979). La asignación a una de las dos condiciones experimentales se ha hecho por aleatorización simple. A los 4 grupos les fue analizada, antes y después de la intervención, una serie de variables clínicas psicológicas indicativas de la evolución de sus enfermedades y calidad de vida. Los tests sobre desarrollo cognitivo arrojan los siguientes resultados: se constata una mejora comparativa en el grupo de intervención, respecto al grupo control, mejora significativa pero moderada. Respecto a percepción de calidad de vida, variables implicadas en el fortalecimiento emocional (fundamentalmente, reducción de depresión), motivacional y actitudinal, más conductas relacionadas con las relaciones interpersonales y la implicación en actividades dirigidas a la autonomía personal, los resultados muestran una mejora significativa en las personas participantes en el programa, mejora más acusada que a nivel cognitivo. En conjunto, la evaluación realizada por personal psicológico y tratamental del centro, más la emitida por evaluadores externos, concluyen en afirmar que el programa de arteterapia ha mejorado notoriamente la calidad de vida, desacelerado el deterioro cognitivo y disminuido los niveles de depresión de las personas participantes en el mismo. Familiares de personas mayores afectadas por EA u otros TNC, personal asistencial que trabaja en residencias geriátricas, cuidadores particulares, etc. encontrarán entre estas páginas un repertorio sugerente de ideas que pueden contribuir a mejorar la calidad de vida del enfermo. Queremos que este árbol crezca y dé más fruto. Porque a su sombra, crece la esperanza.