EL PERSONAJE LITERARIO EN EL RELATO

EL PERSONAJE LITERARIO EN EL RELATO (Libro en papel)

Editorial:
CONSEJO SUPERIOR DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS
Año de edición:
Materia
Crítica
ISBN:
978-84-00-10417-7
Páginas:
205
Encuadernación:
Rústica con solapa
-5%
14,00 €
13,30 €
IVA incluido
Disponible en 48 horas
Comprar

"El personaje literario en el relato" es un estudio histórico de esta unidad del drama y de la novela, un análisis teórico del concepto que representa a lo largo de los siglos en las poéticas y que se completa con la exposición de las principales ideas sobre su posible deconstrucción. Aristóteles, en su "Poética", al estudiar la tragedia, enumera sus partes cuantitativas y cualitativas y establece como primera y segunda de estas el "mito" (funciones) y el "ethos" (carácter o personaje). La primera unidad esencial, el mito, condiciona a la segunda, el personaje, de forma tan determinante en la estructuración de la obra que no puede concebirse un drama sin mito, aunque sí puede existir sin personaje. El tema del personaje estuvo siempre en el centro de las poéticas, sobre todo en los análisis del drama y de la novela, con nombres diferentes: "ethos", "carácter", "hábitos", "costumbres", personado sujeto", "personaje", "héroe", "actante"; sus funciones y su relación con otras partes de las obras se estudiaron minuciosamente en la poética romana y en las llamadas "poéticas clasicistas". Superadas estas en el Romanticismo a partir de una nueva concepción del arte, siguieron los estudios sobre las nuevas formas de creación y textualización de los personajes y la manera de construirlos y, acaso, de deconstruirlos.

Son muchos los tipos de personajes a lo largo de la historia de la creación literaria; el capítulo V estudia algunos modelos de construcción y presentación del personaje en la novela y en el drama: en obras de Baroja (por acumulación de informaciones), en el "Lazarillo" (como pliego exculpatorio del narrador), en el "Quijote" (el episodio de El Caballero del Verde Gabán busca la objetividad y la certeza a través del conocimiento del "otro"), en "La Regenta" (mediante rectificaciones que unos personajes hacen sobre otros), en el "Retablo de la lujuria, la avaricia y la muerte" (con personajes totalmente deshumanizados), etc. El capítulo final recoge algunas de las influencias de las teorías filosóficas actuales sobre las formas de concebir el personaje (deshumanizado, por capas, escondido, emergente, etc.), en un intento de definirlo y jerarquizarlo para comprender sus formas de textualización en los relatos.

Otros libros del autor