EL RIESGO DE EDUCAR CADA ACTO EDUCATIVO ES SINGULAR Y ABIERTO A LO IMPREVISTO

EL RIESGO DE EDUCAR CADA ACTO EDUCATIVO ES SINGULAR Y ABIERTO A LO IMPREVISTO (Libro en papel)

Editorial:
UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE SALAMANCA
ISBN:
978-84-675-9395-2
-5%
14,00 €
13,30 €
IVA incluido
Disponible en 10 días
Comprar

Este libro se acerca a la educación desde el ángulo de su fragilidad en un intento de demostrar, por un lado, que solo funciona a través de relaciones de comunicación e interpretación, de interrupción y respuesta. Por otro, que esta fragilidad es importante si nuestra labor educativa se basa en un interés por hacer que nuestros alumnos sean dueños de sus propias acciones, tanto autores y creadores de las acciones propias, como responsables de lo que generan.Destaca también la presencia esencial del docente, no solo como otro compañero o facilitador del aprendizaje, sino como alguien que, en términos más generales, tiene algo que aportar a la situación educativa que no estaba allí antes. Enseñar no es una cuestión de seguir fórmulas sino que requiere, en definitiva, docentes que puedan hacer juicios situacionales sabios sobre lo que es pedagógicamente deseable. Y se muestra a favor de una pedagogía del acontecimiento, que favorezca la existencia por encima de la esencia, la fragilidad por encima de la fuerza, la praxis por encima de la poiesis, dispuesta a asumir el hermoso riesgo de educar. La educación siempre implica un riesgo porque no se puede ver a los alumnos como objetos para ser moldeados o disciplinados, sino como sujetos de acción y responsabilidad.