GUILLERMO JOSÉ  CHAMINADE, FUNDADOR  DE LA FAMILIA  MARIANISTA. ESCRITOS Y PALABRAS III  EL TIEMPO DE LOS LAICOS. LAS NOTAS DE INSTRUCCIÓN

GUILLERMO JOSÉ CHAMINADE, FUNDADOR DE LA FAMILIA MARIANISTA. ESCRITOS Y PALABRAS III EL TIEMPO DE LOS LAICOS. LAS NOTAS DE INSTRUCCIÓN (Libro en papel)

Editorial:
PPC EDITORIAL
Materia
Religión
ISBN:
978-84-288-2782-9
Páginas:
880
Encuadernación:
Bolsillo
-5%
41,15 €
39,09 €
IVA incluido
Agotado

Como preparación a su tercer centenario en el año 2017, la Compañía de María ha decidido publicar la edición completa de los Escritos y palabras de su Fundador, el Beato Guillermo José Chaminade. Al mismo tiempo que le rinde homenaje, abre también un tesoro a la Compañía, a la Familia marianista y a todos los que estén interesados por la vida eclesial del siglo XIX. De este modo, se quiere atraer la atención del lector hacia la manera en que el Fundador ha escuchado la voz de Dios y la ha encarnado en su tiempo: la riqueza del pasado se hace de este modo herencia viva.GénesisáLos abundantes textos del P. Chaminade publicados desde elcomienzo del siglo xx, las grandes síntesis sobre el espíritu de sus fundaciones, las tesis doctorales sobre muchos aspectos de su doctrina,á la vulgarización de su pensamiento... tienen algo de paradoja: todos esos estudios y publicaciones no han agotado el fondo de los Escritos y palabras del P. Chaminade y, lo que es más, no han permitido hacer una lectura seguida de ellos. Parece, pues, llegado el momento, de establecer la edición crítica, para facilitar su lectura y relanzar estudios y comentarios que alimenten a las generaciones futuras.El título Escritos y palabras¿Por qué este título? El P. Chaminade ha escrito muchas páginas sin ser, no obstante, un -autor-; además, transmitió de buena gana por medio de la palabra sus enseñanzas y sus proyectos. Felizmente, sus discípulos nos han conservado tanto los escritos como las palabras del Fundador. Los escritos no nos plantean ningún problema de atribución cuando son autógrafos o han sido anotados por el P. Chaminade, cuando él mismo los firma o incluye su ne varietur a textos preparadospor sus secretarios o consejeros. Pero las palabras plantean algunos problemas respecto a la fidelidad de la trasmisión, hecha con textos dictados tras una instrucción, notas tomadas casi literalmente en el trascurso de una exposición, o desarrollos más personales. Tras haber estudiado y analizado todos estos casos, creemos poder atribuir al P. Chaminade los escritos y las palabras reunidas en esta publicación. Las presentamos, por tanto, como una fuente auténtica de sus intuiciones, sus pensamientos y sus actividades.MétodoLa edición completa de Escritos y palabras del P. Chaminade responde al método cronológico y al método histórico. Con el primero, seguimos paso a paso la evolución del pensamiento y de la actividad del P. Chaminade. Además, este método satisface nuestra necesidad de orden: despliega, al hilo del tiempo, las riquezas de una larga y compleja vida; permite, por último, precisar los momentos en los que la fuerza espiritual del Fundador y de sus discípulos estallan en frutos nuevos.Con el método histórico evidenciamos el dinamismo de una espiritualidad que, siempre abierta a la inspiración de Dios, debía con frecuencia adaptarse a las condiciones humanas, políticas y culturales. Al situar los Escritos y palabras en su contexto social, el método subraya sus relaciones con otras realidades profanas y espirituales del pasado. Ambos métodos nos permiten, pues, leer y comprender los Escritos y palabras, seguir la evolución de un reglamento, de una estructura, de un comportamiento religioso... en un marco de conjunto.áPlan de la ediciónLos siete volúmenes previstos formarán un cuerpo único con los nueve volúmenes ya publicados de las Cartas. Se podrá, por fin, leer cronológicamente la historia de aquel que dio vida a las Congregaciones marianas de Burdeos, cooperó en la fundación de la Obra de la Misericordia, del Instituto de las Hijas de María y fundó la Compañía de María. El método cronológico ha sacado a la luz dos grandes periodos: el tiempo de los laicos y el tiempo de las fundaciones religiosas.De ahí, la presentación siguiente:I. EL TIEMPO DE LOS LAICOSVolumen I: La Congregación de Burdeos.Volumen II: Notas de instrucción.Volumen III: Notas de instrucción.Volumen IV: Notas de instrucción.EL TIEMPO DE LAS FUNDACIONES RELIGIOSASVolumen V: Las fundaciones.Volumen VI: Su desarrollo.Volumen VII: Su consolidación.El paso de un periodo a otro no se hace con una ruptura sino más bien por compenetración. Por eso hemos optado por respetar la cronología, aunque situándola en el interior de la lectura histórica, especialmente para los años de 1815 a 1824, cuando el Fundador hace frente a la pastoral con los laicos y a la preocupación por las fundaciones religiosas.áAgradecimientosAntes de dar las gracias a los que han colaborado en esta edición por su esfuerzo, sus consejos y sus críticas, es justo y bueno rendir homenaje a algunos de nuestros antepasados: al P. José Simler, que puso fin a un pesado silencio al hacer resplandecer la vida y laá misión del P. Chaminade; al P. Julien Dalstein, que ha trabajado en minuciosas investigaciones y ha llevado a cabo preciosas síntesis históricas; al P. Henri Lebon, que recurrió a los archivos nacionales, departamentales y diocesanos, y que consultó a muchas personas y anotó escrupulosamente los documentos de los Archivos marianistas; pero sobretodo al P. Charles Klobb, que trazó, en los años 1901-1905, el plan completo de la publicación de los -escritos- del P. Chaminade; al P. José Verrier, que consagró largos años a la investigación metódica de nuevos documentos.Hoy es al Superior general, el Muy R. P. Quentin Hakenewerth, y a su Consejo hacia quienes va nuestra gratitud. Han decidido traer el pasado hasta el presente, al sostener con entusiasmo el proyecto de esta edición. Es mi deber dar testimonio del enorme trabajo hecho por el equipo responsable de la edición y expresarles mi vivo agradecimiento.No olvido a todas y todos los que, de una u otra manera, han aportado su contribución a este trabajo.áConclusión-Hay que haber escrito cosas eternas, para tener la seguridad de que serán de actualidad-. Esta frase de Simone Weil, que figura como exergo de los siete volúmenes de Escritos y palabras, es la versión actual de la expresión del P. Chaminade que afirma que la dirección espiritual que él ofrecía era -el alma- de sus fundaciones. Esto ha sido verdad durante dos siglos. La edición completa de Escritos y palabras contribuirá -lo deseamos con todas nuestras fuerzas- a hacer más ricos los siglos por venir. áAmbrogio Albano, s.m. Roma, 19 de marzo de 1994

Otros libros del autor