LA FUENTE DE LA EDAD

LA FUENTE DE LA EDAD (Libro en papel)

Editorial:
ALFAGUARA
Año de edición:
ISBN:
978-84-204-2419-4
-5%
18,90 €
17,96 €
IVA incluido
Disponible en 48 horas
Comprar

Con La fuente de la edad, Luis Mateo Díez, uno de los mayores narradores españoles contemporáneos, obtuvo el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura.

Corren los penosos años cincuenta en una ciudad de provincias sumida en la penuria y el olvido. Los integrantes de una peculiar Cofradía --más encaminada a lo etílico y a lo esotérico que a los rigores de la penitencia-- inician una noche una disparatada aventura, dirigida al hallazgo de una mítica fuente de aguas virtuosas, de la que un día bebió, a lo que parece, un eximio canónigo de dilatada memoria.

La aventura de los cofrades marcará la línea simbólica a partir de la cual se abrirá una vía de escape del mundo estrecho y ramplón que les rodea. Y ese será, naturalmente, el tema sustancial de la novela: el enfrentamiento entre la vida real y la imaginaria, la lucha entre el disparate --teñido también de inocencia-- y lo convencionalmente establecido por una sociedad sin imaginación.

Reseñas:
-Después de Delibes, no hay prosa más precisa, elegante y pura que la de Luis Mateo Díez.-
J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia

-Luis Mateo Díez insiste en su búsqueda de la perfección y demuestra por qué es uno de los escritores españoles más importantes del momento.-
Ernesto Ayala-Dip, Babelia

-Es uno de los grandes escritores europeos de nuestro tiempo.-
José María Pozuelo Yvancos, ABC de las Letras

-Es un contador de historias ejemplar.-
Enrique Turpin, El Periódico

-No existe en este momento en la literatura española, ni entre los veteranos ni entre los más jóvenes, un escritor con tanta capacidad para inventar personajes como Luis Mateo Díez.-
José María Merino, La Crónica 16

-En ocasiones su capacidad de inventiva, siempre capaz de una meta nueva y de un sesgo narrativo insospechado, lo emparenta directamente con los grandes fabuladores, en la línea de Italo Calvino, Claude Simon o Günter Grass.-
Adolfo García Ortega

Otros libros del autor