MERCADERES, ARTESANOS Y ULEMAS

MERCADERES, ARTESANOS Y ULEMAS. LAS CIUDADES DE LAS CORAS DE ILBIRA Y PECHINA EN ÉPOCA OMEYA (Libro en papel)

Editorial:
UNIVERSIDAD DE JAÉN
Año de edición:
Materia
Arqueología
ISBN:
978-84-9159-298-3
Páginas:
432
Encuadernación:
Rústica
-5%
50,00 €
47,50 €
IVA incluido
En stock
Comprar

¿Por qué la sociedad rural y cristiana del reino visigodo se transformó en la urbana y arabomusulmana de al-Andalus? El libro responde a la pregunta sumergiéndose en el abanico de fuentes con datos al respecto: obras árabes y latinas, informes de excavación, Numismática y Epigrafía. Centra su análisis en las comarcas de Ilbira y Pechina, aproximadamente las provincias de Granada y Almería, del periodo omeya (siglos VIII-X), pues tiene dos ventajas: 1) El temprano florecimiento urbano de esa zona, observándose tendencias que más tarde se extendieron al conjunto de al-Andalus. Gracias a ello, somos testigos de la creación de ciudades como centros de poder omeya y primigenios focos de la islamización y la arabización, y 2) La zona se dividía en una región interior y otra litoral, lo cual permite comparar las dinámicas urbanas de ambas. La franja costera se conectó a una ruta transmediterránea que facilitó la circulación de productos y personas entre al-Andalus y el Oriente islámico, con el consiguiente estímulo al comercio y la especialización productiva. En definitiva, el libro explica las causas por las que descendientes de los soldados árabes conquistadores y de los campesinos indígenas conquistados se convirtieron en mercaderes, artesanos y ulemas residentes en pujantes ciudades.

El libro "Mercaderes, Artesanos y Ulemas. Las ciudades de las Coras de Ilbira y Pechina en época omeya", de Eneko López Martínez de Marigorta, profundiza en el conocimiento de la formación de la sociedad andalusí durante el emirato omeya, que desembocaría en la brillante etapa del Califato de Córdoba, cuya aparentemente repentina aparición en el segundo cuarto del siglo X, siempre ha intrigado a los historiadores, especialistas en arte, etc.

Desde los trabajos de Manuel Acién a finales del siglo XX y principios del XXI se sabía que el proceso de urbanización había jugado un papel fundamental en el paso de la sociedad ‘feudalizante’ y rural que caracterizó el periodo visigodo, a la sociedad urbana omeya de los siglos IX y X. Esta se había caracterizado por el desarrollo de la arquitectura, tanto de obras públicas (oficiales, militares, religiosas), como de las viviendas, que pasaron de las típicas cabañas semihundidas (SFB), o las casas con uno o dos espacios, que prosiguieron utilizándose hasta el siglo X en la mayor parte de Europa, a casas con patio central que distribuía el espacio entre las habitaciones situadas en las crujías. Junto a ello se produjo el espectacular crecimiento de una artesanía de calidad, la producción masiva de determinados productos, como la cerámica, etc. Si bien estaba claro que se había producido una transformación, se abrió el debate a cerca de como había ocurrido, de que factores habían incidido en ello.

Hasta ahora se había apuntado como factor determinante el impulso del estado, que había favorecido el surgimiento de las ciudades, en el marco de un constante incremento de la fiscalidad, que afectó sobre todo a los grandes propietarios hispanos y a la iglesia, que habían mantenido sus tierras al pactar con los invasores tras la derrota y muerte del rey Rodrigo.

El autor trata de demostrar que en ese proceso quizá tuvo mucha importancia el desarrollo comercial, primero con la ribera sur del Mediterráneo, y a través de ella con Oriente Próximo, desde donde llegaron numerosos productos y los adelantos técnicos, como los relacionados con la agricultura de regadío, que en oriente propiciaron el gran desarrollo económico del califato abassí en todos los órdenes.

Ese comercio se habría producido ligado a los viajes que numerosos andalusíes realizaban a Oriente, tanto por motivos religiosos (el preceptivo viaje a La Meca, prescrito en El Corán), como para ampliar su formación en materias religiosas y sobre todo jurídicas, ya que allí se encontraban los principales maestros, y la formación con ellos, permitía consolidar el estatus de ulema, con un prestigio imposible de alcanzar en esos siglos en Al-Andalus, lo que facilitaba el ascenso en la jerarquía administrativa que los omeyas estaban impulsando. Muchos de esos viajeros habrían aprovechado el largo trayecto para traer de vuelta productos que no existían en Al-Andalus, así como establecer contactos para crear nuevas redes de comerciales.

La prueba de esas actividades las encuentra Eneko Martínez en los repertorios biográficos que se conservan de dichos ulemas, obras relativamente abundantes, y a través de los que ha podido detectar que parte de ellos tenían antepasados que habían llegado a la Península en 741, con los ejércitos enviados desde Siria por el califa Hisham, para dominar las revueltas del Magreb, y que tras su fracaso se habían asentado en la Península Ibérica. Ante la dificultad para obtener tierras, puesto que estas habían sido repartidas entre quienes habían participado en la conquista treinta años antes, una parte de los descendientes de esos militares parece que se orientaron hacia la administración, iniciando su formación como ulemas, y aprovecharon sus viajes y contactos con otros territorios, para comerciar, y mejorar su posición.

Su trabajo se basa en el complejo territorio que hoy se distribuye entre las provincias de Granada y Almería, cuya capital estaba inicialmente en Ilbira. Las costas de estas tierras, situadas frente a las principales ciudades de la época en el lado sur del Mediterráneo, mantuvieron una contante relación con ellas, de donde llegaron a abastecerse de diversos productos esenciales como el trigo. Su desarrollo económico condujo a la fundación de Pechina en la segunda mitad del siglo IX, por individuos que las fuentes califican, según los momentos, como marineros o piratas, y que sin duda incidieron sobre el entorno Mediterráneo de la Península, tanto hacia las islas baleares, como hacia el sur de Francia. Población que estaría en la base de la fundación de Almería y su arsenal por ‘Abd al-Rahman III a principios del siglo X.

Se trata de una hipótesis que trata de utilizar la documentación bio-bibliográfica disponible de una forma que no se había empleado antes, y que otros autores han discutido. Pero su mérito es que ha relanzado el debate acerca de cómo se desarrolló la sociedad andalusí, sobre nuevos presupuestos, y que sin duda las investigaciones que están en curso en otras zonas de la península, y la profundización en aspectos aún incipientes, proporcionadas por disciplinas como la arqueología, contribuirán a matizar.

Sobre el Autor: ENEKO LÓPEZ MARTÍNEZ DE MARIGORTA (Vitoria-Gasteiz, 1986). Doctor en Historia Medieval por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) con el Premio Extraordinario de Doctorado. Tiene una formación interdisciplinar, combinando la Historia (UPV/EHU) con la Filología Árabe (Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Damasco) y la Arqueología (máster en Arqueología y Patrimonio, Universidad Autónoma de Madrid). Ello se plasmó en la tesis doctoral que realizó en el CSIC. Ha sido investigador invitado en la Universidad de Hamburgo, La Sorbona-París IV, el Center for Advanced Study RomanIslam y Denison University. Actualmente trabaja como investigador postdoctoral Juan de la Cierva-Formación en la UPV/EHU.

Su investigación se centra en la historia socioeconómica del poder omeya en al-Andalus (siglos VIII-X), a través de dos líneas de análisis principales: el desarrollo urbano y comercial, así como su relación con la profundización de los procesos de islamización y arabización; y la producción económica y uso político de la cultura material de la dinastía omeya.
Ha publicado artículos en algunas de las más prestigiosas revistas sobre los estudios andalusíes al-Qantara, eHumanista. Journal of Iberian Studies, Arqueología y Territorio Medieval, etc. y es coautor, junto con Eduardo Manzano, del libro sobre La ciudad palatina Medina Azahara (Colección de Arqueología de National Geographic, 2018) y editor del volumen colectivo Una nueva mirada a al-Andalus. Retos de la investigación arqueológica y textual del periodo omeya (UPV/EHU).

Características técnicas:
Número de páginas: 458
Interior: Edición creator vol. 115 gr blanco.
Edición con sello de Producto Gráfico Andaluz Sostenible (eco-aseigraf), en papel procedente de fuentes responsables (FSC).
Encuadernación: tapa dura, al cromo, lomo redondo cosido con cabezada
Guardas impresas: impreso a color sobre papel blanco 140 gr
Forro: Estucado mate 150 gr plastificado en mate
Cuadernillo interior a color: 24 páginas
Cuerpo de texto: Gentium basic 10,5 pt
Otras características: más de 90 ilustraciones (32 de ellas a color).

A continuación, se adjunta una relación con los correspondientes enlaces, sobre la difusión de la obra en webs, catálogos bibliográficos, redes académicas, presentaciones:

https://editorial.ujaen.es/libro/mercaderes-artesanos-y-ulemas_108915/

https://rebiun.baratz.es/rebiun/record/Rebiun26310834#

https://dialnet.unirioja.es/servlet/libro?codigo=790697

https://www.worldcat.org/search?qt=worldcat_org_all&q=mercaderes%2C+artesanos+y+ulemas

https://www.academia.edu/44138103/Merchants_Craftsmen_and_Ulama_The_Cities_of_the_Regions_of_Ilb%C4%ABra_and_Pechina_during_the_Umayyad_period

El 6 de noviembre de 2020, se presenta online, vía zoom, en la Sociedad Chilena de Estudios Medievales

El 20 de noviembre de 2020, entrevista-presentación en el programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser Radio

El jueves 22 de abril de 2021 se presenta en la Fundación Euroárabe de Altos Estudios (Granada).

Why did the rural and Christian society of the Visigoth kingdom become the urban and Arab-Muslim society of al-Andalus? The present book answers this question by immersing itself in the range of sources available with information about it: Arab and Latin works, excavation reports, Numismatics and Epigraphy. The author focuses his analysis on the regions of Ilbira and Pechina - approximately the provinces of Granada and Almería - of the Umayyad period (8th-10th centuries), as it has two advantages: 1) The early urban blossoming of that area, observing trends that later will extend to al-Andalus as a whole. Thanks to this fact, we are witness to the creation of cities as centers of the Umayyad power and primitive focal points of Islamization and Arabization, and 2) The area was divided into an internal region and a coastal region, which allows the author to compare the urban dynamics of both. The coastal area was connected to a trans-Mediterranean route that facilitated the movement of products and people between al-Andalus and the Islamic East, with the consequent incentive of trade and productive specialization. Ultimately, the book explains the reasons for the transformation of the conquering Arab soldiers and the conquered indigenous peasants into merchants, craftmen and ulemas that stayed as residents in thriving cities.

Otros libros del autor